Archivo de la categoría: Contienentes

Identifican una parte de África en Norteamérica

Fue cortada del gran cuerpo del supercontinente Pangea hace cerca de 300 millones de años

ARCHIVO La unión de supercontinentes, en un ciclo de transformación de la geografía planetaria que no tiene fin

El movimiento continuo de las placas tectónicas, los fragmentos en los que está “rota” la corteza terrestre, ha formado ya, en la larga historia de la Tierra, varios supercontinentes, que se han fragmentado después en continentes más pequeños que, a su vez, volvieron (y volverán) a unirse en un ciclo de transformación de la geografía planetaria que no tiene fin.

El empuje incesante de la nueva corteza, que se forma continuamente en las profundidades marinas, a lo largo de las dorsales oceánicas, va llevando a los continentes a chocar entre sí para formar nuevos continentes que, de alguna manera, no son más que “puzzles” hechos de pequeñas piezas que proceden de otros continentes más antiguos.

Averiguar el origen y la composición de la corteza continental formada y modificada por estos eventos tectónicos es algo que resulta vital para la comprensión de la geología de la Tierra y, de paso, para afinar en la búsqueda de petróleo, gas o minerales como el oro.

En muchos casos, las rocas involucradas en estas colisiones y episodios siguen enterradas bajo la superficie de la Tierra, por lo que los geólogos deben utilizar mediciones geofísicas para estudiarlas.

Ahora, un grupo de geólogos de la Universidad de Georgia, encabezados por Elías Parker Jr., ha estudiado una franja de magnetismo por debajo de lo normal (conocida como laAnomalía Magnética de Brunswick) que que se extiende desde Alabama a través de Georgia y que recorre la costa de Carolina del Norte.

La causa de esta anomalía magnética está sujeta a un intenso debate. Muchos geólogos la atribuyen a un “cinturón” de rocas volcánicas que, hace 200 millones de años, invadió el Océano Atlántico. Si es correcto, la anomalía Magnética de Brunswick marcaría el punto en el que la actual América del Norte se separó del resto de Pangea cuando aquél supercontinente empezó a romperse.

Pero Parker y su equipo proponen una solución diferente al problema.

La orogenia Alleghanian

Basándose en otros estudios que han demostrado cómo rocas metamórficas profundamente enterradas pueden generar también señales magnéticas coherentes, Parker ha analizado al detalle las características de las anomalías magnéticas a partir de datos recogidos en varias zonas de Georgia y ha llegado a la conclusión de que el “Brunswick” procede de una fuente similar, profundamente enterrada.

La señal magnética anómala, de hecho, es consistente con un evento tectónico mayor, la orogenia Alleghanian que formó las montañasAlleghany-Apalaches cuando se ensambló el supercontinente Pangea.

La principal conclusión de Parker es que las rocas responsables de la anomalía Magnética de Brunswick marcan, en realidad, una gran zona de falla que se formó a medida que grandes porciones de África y de Norteamérica fueron “cortadas” a la vez del gran cuerpo de Pangea hace cerca de 300 millones de años.

Lo cual, además, supondría que actualmente un gran fragmento de lo que hoy es África fue “dejado atrás” en el sureste americano cuando Pangea finalmente se partió. Una interesante posibilidad que sugiere que, en realidad, una parte de la actual Norteamérica es un fragmento “olvidado” por Africa.

Identifican una parte de África en Norteamérica – ABC.es.

Anuncios

Comentarios desactivados en Identifican una parte de África en Norteamérica

Archivado bajo Contienentes, La Tierra, Placas Litosféricas

La Península Ibérica y Norteamérica, juntas dentro de 220 millones de años

Lo que hoy conocemos como océano Atlántico será tan solo un recuerdo. Te explicamos cómo sucederá

El mundo que conocemos es solo fruto de un instante geológico. No fue así en el pasado ni permanecerá igual en el futuro. En el vídeo sobre estas líneas te explicamos qué sucederá dentro de 220 millones de años, cuando EE.UU. se encuentre mucho más cerca de la Península Ibérica. Literalmente.

http://www.abc.es/videos-ciencia/20130708/peninsula-tragara-oceano-atlantico-2534390786001.html

La Península Ibérica y Norteamérica, juntas dentro de 220 millones de años – ABC.es.

Comentarios desactivados en La Península Ibérica y Norteamérica, juntas dentro de 220 millones de años

Archivado bajo Contienentes, Geología, Placas Litosféricas

Hallan miles de formas de vida en un lago a 3 km bajo el hielo de la Antártida

Una sorprendente variedad de bacterias y otros organismos sobrevive y se reproduce en el Vostok, el más extremo de los ambientes, en completa oscuridad, con un frío intenso y apenas nutrientes

ARCHIVO Extracción de agua en el lago Vostok

El lago Vostok, enterrado bajo un glaciar en la Antártida desde hace 15 millones de años, es tan oscuro, profundo y frío que los científicos creían que nada podía vivir allí. Sin embargo, investigadores estadounidenses han descubierto una sorprendente variedad de formas de vida que sobreviven y se reproducen en el más extremo de los ambientes. La investigación, que aparece publicada en PLOS ONE, describe más de 3.500 especies identificadas a través de análisis genéticos.

«Los límites de lo que es habitable y lo que no están cambiando», afirma el responsable del estudio, Scott Rogers, de la Bowling Green State University. El Vostok tiene unas dimensiones descomunales. Es el cuarto lago más profundo de la Tierra, y el más grande de los más de 400 lagos subglaciales conocidos en la Antártida. El hielo que lo ha cubierto durante los últimos 15 millones de años tiene ahora más de tres kilómetros de profundidad, creando una enorme presión. Hay pocos nutrientes disponibles. El lago se encuentra muy por debajo del nivel del mar en una depresión que se formó hace 60 millones de años, cuando las placas continentales se movieron y fracturaron. El clima allí es tan duro e impredecible que los científicos que lo visitan deben contar con equipo especial y realizar antes un entrenamiento de supervivencia.

En estas condiciones, la mayoría de los científicos habían creído que el Vostok era completamente inhóspito para la vida, y algunos incluso pensaron que podría ser estéril. Nada más lejos de la realidad. El equipo de Rogers trabajó con secciones retiradas de la capa profunda de hielo donde se encuentra el lago, un hielo tan claro como el diamante obtenido de la cuenca principal y cerca de una ensenada en el extremo sudoeste del lago.

Al secuenciar el ADN y el ARN de las muestras de hielo, el equipo identificó miles de bacterias, incluyendo algunas que se encuentran comúnmente en los sistemas digestivos de peces, crustáceos y gusanos anélidos, además de hongos y dos especies de arqueas,organismos unicelulares que tienden a vivir en ambientes extremos. Otras especies que identificaron están relacionados con los hábitats del lago o sedimentos del océano. Se encontraron psicrófilos, organismos que viven en el frío extremo, junto con termófilos amantes del calor, lo que sugiere la presencia de fuentes hidrotermales profundas en el lago. Según Rogers, la presencia de las especies marinas y de agua dulce apoya la hipótesis de que el lago estuvo alguna vez conectado con el océano, y que el agua dulce fue depositada en el lago por el glaciar primordial.

La tenacidad de la vida

«Encontramos mucha más complejidad de lo que nadie pensaba», afirma Rogers. «Realmente muestra la tenacidad de la vida, y cómo los organismos pueden sobrevivir en lugares donde hace un par de docenas de años pensábamos que no podía haber nada».

Hace más de 35 millones de años, la Antártida tenía un clima templado y estaba habitada por un conjunto diverso de plantas y animales. Pero después se produjo un gran descenso de la temperatura y el hielo cubrió el lago, cuando probablemente todavía estaba conectado al Océano Austral. Esto redujo el nivel del mar en alrededor de 300 metros, lo que podría haber cortado el lago Vostok desde el océano. La capa de hielo era intermitente hasta que una segunda gran caída de temperatura se produjo hace 14 millones de años, y el nivel del mar se redujo aún más.

El lago se sumergió en la oscuridad total y quedó aislado de la atmósfera, con una creciente presión por el peso del glaciar. Mientras que muchas especies probablemente desaparecieron del lago, muchas parecen haber sobrevivido, según los resultados de los investigadores.

Hallan miles de formas de vida en un lago a 3 km bajo el hielo de la Antártida – ABC.es.

Comentarios desactivados en Hallan miles de formas de vida en un lago a 3 km bajo el hielo de la Antártida

Archivado bajo Contienentes, Geología, Glaciares

La Península Ibérica se «tragará» el Atlántico dentro de 220 millones de años

La activación de una nueva zona de destrucción de la corteza terrestre al oeste de Galicia y Portugal cerrará el océano y acercará Europa a Norteamérica

JOAO DUARTE
El océano Atlántico será tan solo un recuerdo dentro de 220 millones de años

Joao Duarte

Si aún queda alguien por aquí dentro de 220 millones de años, EE.UU. estará mucho más cerca de la Península Ibérica. Suena a eslogan de una agencia de viajes, pero es literal: para entonces, si las previsiones del geólogo portugués Joao Duarte se cumplen, Iberia y Norteamérica se aproximarán, y lo que hoy conocemos como océano Atlántico será un recuerdo tan antiguo como para nosotros lo son los dinosaurios del Jurásico.

El mapamundi que conocemos no es más que la foto del instante geológico en que nos ha tocado vivir. Todo escolar aprende que la corteza terrestre está dividida en placas tectónicas que derivan sobre el manto, la capa inferior, y que estas láminas, tan delgadas a escala como la nata que flota en el café con leche, se crean y se destruyen, formando supercontinentes que luego se fragmentan y se separan. Las fronteras entre dos placas donde una se sumerge bajo la otra y se recicla se llaman zonas de subducción.

Lo que Duarte y sus colaboradores han descrito es que estamos asistiendo al nacimiento de una zona de subducción, y se encuentra muy cercana a nosotros, al suroeste de la Península Ibérica. Allí se encuentra el borde de la placa de Iberia, que forma parte de la placa euroasiática. Ese lugar era un borde pasivo, sin actividad. Sin embargo, un mapeo en 3D y alta resolución del fondo marino y de sus fallas tectónicas, realizado por tecnologías de sonar, ha encontrado signos de fracturas que indican que esa zona se está activando. “La idea del inicio de una subducción ha rondado en la comunidad geológica durante casi 20 años”, explica Duarte a Efe. “Lo que hemos detectado es el comienzo de un margen activo; es como una zona de subducción embrionaria”, asegura el científico.

El investigador, que trabaja en la Universidad de Monash (Australia), relaciona esta incipiente actividad tectónica con seísmos históricos:“La actividad sísmica de alta magnitud, como el terremoto de 1755 [que devastó Lisboa] y el de 1969 [que afectó al sur de Portugal y Andalucía oriental] sugerían que estaba ocurriendo algo en esa área. En 2002, Gutscher [coautor del estudio] identificó una vieja zona de subducción activa debajo de Gibraltar”. “Compilando los datos y reinterpretándolos, encontramos pruebas del nacimiento de una subducción, que probablemente comenzó hace entre 20 y 5 millones de años. Además, hemos aportado un mecanismo para la reactivación del margen, consistente en fuerzas que se propagan desde la subducción de Gibraltar, junto con la convergencia entre África y Eurasia”.

Ciclo de Wilson

Duarte postula que estamos ante una nueva fase del ciclo de Wilson, el proceso que en los últimos cuatro mil millones de años ha obrado al menos tres reformas integrales en la fachada de nuestro planeta, fragmentando los supercontinentes y abriendo océanos entre los pedazos para luego reunirlos de nuevo en grandes masas de tierra.

Y en esta ocasión, ocurrirá así: “La placa euroasiática, que ahora se extiende de forma continua hasta la dorsal mesoatlántica, se romperá en dos a lo largo del margen al oeste de Portugal y Galicia”, detalla el geólogo. “La parte atlántica de la corteza, al oeste de este margen, quedará destruida al sumergirse en el manto bajo la Península Ibérica”.

Sin embargo, en geología no existen las prisas; según el estudio publicado por Duarte y sus colaboradores en la revista Geology, el borde suroeste de la placa ibérica no se convertirá en toda una señora zona de subducción hasta dentro de unos 20 millones de años. Una minucia comparada con los 220 millones de años que deberán pasar hasta que el Viejo Mundo y el Nuevo se reúnan.

Debido precisamente a lo dilatado de esta escala geológica de tiempo, “no deberíamos esperar un aumento de la actividad sísmica”, aclara Duarte. “El proceso lleva en marcha unos cuantos millones de años y llevará muchos más. Terremotos como los de Granada están relacionados con la vieja zona de subducción de Gibraltar, pero otros como el de 1969 están claramente más al oeste, en la nueva zona en formación”. A pesar de todo, el geólogo alerta: “En cualquier caso, deberíamos estar preparados para seísmos gigantescos originados en esta región, como el de 1755, y no lo estamos”.

La Península Ibérica se «tragará» el Atlántico dentro de 220 millones de años – ABC.es.

Comentarios desactivados en La Península Ibérica se «tragará» el Atlántico dentro de 220 millones de años

Archivado bajo Contienentes, Geofísica, Placas Litosféricas, Tectónica

La mayor foto panorámica de la Tierra – ABC.es

La imagen tomada por el satélite Landsat muestra unos 9.600 kilómetros ininterrumpidos desde Rusia a Sudáfrica

http://youtu.be/8nboMGGdXUc

resizer

La misión Landsat Data Continuity Mission (LDCM)) de la NASA ha tomado una serie de 56 fotografías desde 705 kilómetros de altitud en su recorrido por la órbita de la Tierra. El resultado es una imagen de unos 9.600 kilómetros de largo por 193 kilómetros de ancho(19 megapíxeles), la mayor fotografía panorámica del planeta tomada hasta ahora.

Según ha informado la agencia espacial estadounidense, en la imagen se aprecia todo lo que ha detectado el satélite a su paso desde el este de Rusia hasta Sudáfrica. La web de esta misión recoge la recopilación de todas las imágenes en un mosaico en el que se puede apreciar cada instantánea en alta resolución.

Los LandSat son una serie de satélites construidos y puestos en órbita para la observación en alta resolución de la superficie terrestre. Orbitan alrededor de la Tierra en órbita circular heliosincrónica, a 705 kilómetros de altura.

Además, la órbita de los satélites está diseñada de tal modo que cada vez que éstos cruzan el Ecuador lo hacen de Norte a Sur en 15 minutos. Los LandSat están equipados con instrumentos específicos para la teledetección multiespectral.

El primer satélite LandSat (en principio denominado ERTS-1) fue lanzado el 23 de julio de 1972. El último de la serie es el LandSat 7, puesto en órbita en 1999, y es capaz de conseguir una resolución espacial de 15 metros. Desde el año 2012 está plenamente operativo el LandSat 7, mientras que los cinco primeros satélites se encuentran fuera de servicio.

La mayor foto panorámica de la Tierra – ABC.es.

Comentarios desactivados en La mayor foto panorámica de la Tierra – ABC.es

Archivado bajo Contienentes, Geología, La Tierra

Decenas de muertos en Irán y Paquistán tras un terremoto de magnitud 7,8

El primer balance ofrecido por la televisión iraní habla de 40 muertos. El seísmo de magnitud 7,8 en la escala Richter ha podido sentirse en países vecinos como Pakistán o La India. Pakistán reconoce 32 víctimas mortales. “Ha sido el mayor terremoto en el país de los últimos 40 años”, asegura una fuente del Gobierno iraní

El seísmo se sintió en varios países vecinos, entre ellos Dubai, donde mucha gente salió a la calles al notar el temblor.REUTERS

Un terremoto de magnitud 7,8 en la escala Richter sacudió este martes el este de Irán y se sintió en países vecinos como Pakistán o La India, informó el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS por sus siglas en inglés). Según informó la televisión iraní Press TV, al menos 40 personas han muerto. La agencia Reuters asegura que las autoridades iraníes temen que el seísmo pueda haber provocado cientos de víctimas. En Pakistán otras 32 personas murieron y 150 resultaron heridas tras derrumbarse un centenar de viviendas en una aldea del suroeste del país a causa del temblor.

“Ha sido el mayor terremoto en el país de los últimos 40 años. Tememos que pueda haber cientos de víctimas”, aseguró a Reuters una fuente del Gobierno de Irán.

El seísmo tuvo lugar a las 10.44 hora GMT (12:44 horas en España), en el sudeste de Irán, cerca de la frontera de este país con Pakistán y Afganistán, a 83 kilómetros de la ciudad de persa de Khash, según el USGS. Según la agencia iraní Fars se produjo a 18 kilómetros de profundidad.

El canal de televisión iraní PressTV, que cita fuentes del Servicio Sismológico persa y rebaja la magnitud del seísmo a 7,5 en la escala de Richter, aseguró que el temblor ha afectado a la provincia de Sistán-Baluchistán, en el sureste del país, y ha acusado al menos 40 muertos. El Servicio Sismológico persa agregó que el epicentro se ubicó a más de 80 kilómetros de la ciudad de Saravan, de unos 60.000 habitantes.

La agencia Fars señaló además que el director de la Media Luna Roja iraní, Mahmud Mozafar, ha autorizado el envío de al menos 20 equipos de rescate a la zona afectada, además de tres helicópteros para supervisar los daños.

Nada más producirse el temblor, 20 equipos de rescate fueron enviados a la zona

El terremoto fue sentido en varios países vecinos a Irán, ya que se registró a apenas 237 kilómetros de la ciudad afgana de Rudbar y a unos 600 de Mascate, la capital de Omán. Habitantes de varias ciudades de Pakistán y La India se alarmaron al sentir el terremoto, según informan medios locales de estos países. Algunos edificios en los países árabes del Golfo fueron evacuados hoy tras el terremoto. De momento, no se han registrado víctimas en esos países, salvo en Pakistán.

En Nueva Delhi, un portavoz de la Autoridad Nacional de Gestión de Desastres de la India, Vinay Kumar, dijo a Efe que “de momento” no han recibido informaciones de que el movimiento haya causado “desperfectos” en este país asiático, pese a que se ha sentido en gran parte del territorio, incluida la capital. El centro indio de información sobre desastres naturales INCOIS valoró la magnitud del sismo en 7,9 grados en la escala abierta de Richter, con epicentro en la frontera irano-paquistaní.

En Islamabad, capital de Pakistan, un funcionario de la Autoridad Nacional de Gestión de Desastres de Pakistán, Ahmed Qureshi, aseguró que, una hora después de sentirse el terremoto en algunas partes del país, “no tenía informes de desperfectos significativos”.

En los Emiratos Árabes Unidos (EAU), hubo dos temblores ligeros casi consecutivos en Al Sharja, mientras que en Abu Dabi solo se sintió uno fuerte, dijeron a Efe testigos. En la capital emiratí, la población salió corriendo de algunos edificios tras notar la sacudida en sus casas y oficinas. Mientras, en Catar, donde hubo un temblor durante varios segundos, numerosos rascacielos y otros inmuebles de Doha fueron evacuados como medida de seguridad.

También sufrieron temblores ligeros algunas ciudades del este de Arabia Saudí, lo que desató el pánico entre la población. En declaraciones a la versión digital del diario Al Riad, el portavoz de la Defensa Civil en la zona oriental, coronel Ali al Qahtani, afirmó que el Centro Nacional saudí de Terremotos y Volcanes registró en el territorio un temblor de 6,3 grados.

El pasado 9 de abril Irán registró otro movimiento telúrico de 6,1 grados en la escala Richter que sacudió la provincia de Buhehr, en el sur del país, que produjo unos 37 muertos y cerca de mil heridos.

Irán teme que un gran terremoto en el sudeste del país haya provocado cientos de muertos – Público.es.

1 comentario

Archivado bajo Contienentes, Seísmos, Terremotos

Cuando la Tierra deja de moverse – BBC Mundo

“Tierra firme” es un concepto que no parecer del todo correcto. Por lo menos para los expertos en geología y sismología.

Técnicamente, nuestro planeta es dinámico y lo que se encuentra debajo de nuestros pies cambia constantemente. Varias capas componen la corteza de la Tierra. Sin embargo, llegado cierto punto, las placas tectónicas parecieran “congestionarse” y no avanzar más. Las causas de esta “congestión” de las placas subducidas (cuando una se desplaza por debajo o por arriba de otra) eran desconocidas. Sin embargo, científicos alemanes descifraron el fenómeno y sus descubrimientos han sido publicados en la revista especializada Nature Geoscience.

Movimientos en el fondo del mar

En un año, África y América se han distanciado algunos centímetros en la parte posterior del Atlántico Medio, mientras que el suelo del Océano Pacífico se desliza por debajo del continente sudamericano. “En unos 100 millones años África va a estar dividida y norte de Australia estará en el ecuador”, dice el profesor Falko Langenhorst, de la Universidad Friedrich Schiller de Jena, en el este de Alemania. Los desplazamientos de las placas provocan la renovación permanente de los fondos oceánicos, explica el experto.

Los espacios entre las losas flotantes están en creciente fusión, lo que consolida una nueva corteza oceánica. En otras regiones, las losas se sumergen en el interior profundo de la Tierra y se mezclan con la capa de tierra circundante. Y estos movimientos no pasan inadvertidos.

En unos 100 millones años África va a estar dividida y norte de Australia estará en el ecuador”   Falko Langenhorst, Universidad Friedrich Schiller

“Las mediciones sísmicas muestran que en algunas regiones del manto, donde una losa se sumerge debajo de otra, el movimiento se estanca tan pronto como las rocas alcanzan determinada profundidad”, dice Langenhorst.

MOVIMIENTO DE PLACAS Y SISMOS

Mapa de las placas de la Tierra

La capa externa de la Tierra, la corteza, se divide en un conjunto de grandes placas en movimiento. Las líneas donde se encuentran se llaman límites de placas.

Las placas se mueven alejándose una de otra en los bordes divergentes. Esto sucede en las dorsales centroceánicas.

Las placas también se mueven una hacia otra en los límites convergentes. En este tipo de movimiento, una placa es presionada a quedar bajo la otra, en un proceso llamado subducción.

El movimiento generado por una capa subducida es el que genera, en muchos casos, terremotos y erupciones volcánicas.

_______________________________________________________________________________________

Las causas del estancamiento

Las rocas sumergidas de la placa oceánica se estancan a una profundidad de entre 440 y 650 kilómetros, en la zona de transición entre la parte superior y la inferior del manto terrestre. “La razón puede encontrarse en la lenta difusión y la transformación de los componentes minerales”, explica Langenhorst.

Debido a la presión y temperatura dadas en esta profundidad, el intercambio de elementos entre los principales minerales de la placa oceánica subducida -piroxeno y granate – se ralentiza hasta un punto extremo. “La difusión de un componente de piroxeno-granate es tan lento que las rocas sumergidas no se vuelven más densas y pesadas, por lo que se estancan”, dice el científico. 

Curiosamente, la congestión en el manto se produce exactamente donde el fondo del océano se sumerge en el interior de la Tierra particularmente rápido. “En el área de Tonga (Japón), por ejemplo, la velocidad de subducción es muy alta”, afirma Langenhorst.

De esta manera, las rocas que se hunden en la placa oceánica permanecen relativamente frías hasta alcanzar gran profundidad, lo que hace que el intercambio de elementos entre los componentes minerales sea excepcionalmente difícil.

“Se necesitan alrededor de 100 millones de años para que los cristales de piroxeno, de sólo un milímetro de tamaño, se difundan en el granate. Durante ese tiempo la placa sumergida se estanca”, completa Langenhorst.

Cuando la Tierra deja de moverse – BBC Mundo – Noticias.

1 comentario

Archivado bajo Contienentes, Cordilleras, Placas Litosféricas, Tectónica