Archivo de la categoría: Cordilleras

Los glaciares de los Andes peruanos se derriten en 25 años

Es el indicio más reciente de que el aumento de las temperaturas ha roto el equilibrio natural

Pauji Yuyo, en el parque nacional Madidi (Bolivia). / M. KESSLER

El hielo de los glaciares de los Andes peruanos que tardó por lo menos 1.600 años en formarse se ha derretido en solo 25 años, según ha asegurado un grupo de científicos de la Universidad de Ohio (EE UU) este jueves. Este es el indicio más reciente de que el aumento de las temperaturas ha roto el equilibrio natural, según publica el diario The New York Times.

La evidencia se ha hallado los márgenes del glaciar Quelccaya, localizado en el sureste de Perú. Este rápido descongelamiento está descubriendo plantas conservadas cuando el glaciar avanzaba hace muchos miles de años. La data de estas plantas se ha calculado mediante carbono radiactivo y ha permitido a los científicos determinar la historia de esta capa de hielo.

Lonnie G. Thompson, especialista en glaciares de la Universidad Estatal de Ohio cuyo equipo ha trabajado intermitentemente en el glaciar Quelccaya durante décadas, incluyó sus hallazgos en un informe publicado el jueves por la revista Science. El documento incluye el esperado análisis de marcadores químicos en los cilindros de hielo que el equipo ha obtenido con perforaciones profundas en el glaciar. Esta evidencia a los científicos de todo el mundo a reconstruir las antiguas variaciones climáticas.

 Los resultados llevarán tiempo. El doctor Thompson asegura que las evidencias preliminares demuestran que la tierra probablemente atravesó un periodo en el que el clima se salía de la media establecida y que coincidió con la época de la Revolución Francesa, que comenzó en 1798.

© 2013 New York Times News Service.

Los glaciares de los Andes peruanos se derriten en 25 años | Sociedad | EL PAÍS.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Cordilleras, Geografía, Glaciares

Cuando la Tierra deja de moverse – BBC Mundo

“Tierra firme” es un concepto que no parecer del todo correcto. Por lo menos para los expertos en geología y sismología.

Técnicamente, nuestro planeta es dinámico y lo que se encuentra debajo de nuestros pies cambia constantemente. Varias capas componen la corteza de la Tierra. Sin embargo, llegado cierto punto, las placas tectónicas parecieran “congestionarse” y no avanzar más. Las causas de esta “congestión” de las placas subducidas (cuando una se desplaza por debajo o por arriba de otra) eran desconocidas. Sin embargo, científicos alemanes descifraron el fenómeno y sus descubrimientos han sido publicados en la revista especializada Nature Geoscience.

Movimientos en el fondo del mar

En un año, África y América se han distanciado algunos centímetros en la parte posterior del Atlántico Medio, mientras que el suelo del Océano Pacífico se desliza por debajo del continente sudamericano. “En unos 100 millones años África va a estar dividida y norte de Australia estará en el ecuador”, dice el profesor Falko Langenhorst, de la Universidad Friedrich Schiller de Jena, en el este de Alemania. Los desplazamientos de las placas provocan la renovación permanente de los fondos oceánicos, explica el experto.

Los espacios entre las losas flotantes están en creciente fusión, lo que consolida una nueva corteza oceánica. En otras regiones, las losas se sumergen en el interior profundo de la Tierra y se mezclan con la capa de tierra circundante. Y estos movimientos no pasan inadvertidos.

En unos 100 millones años África va a estar dividida y norte de Australia estará en el ecuador”   Falko Langenhorst, Universidad Friedrich Schiller

“Las mediciones sísmicas muestran que en algunas regiones del manto, donde una losa se sumerge debajo de otra, el movimiento se estanca tan pronto como las rocas alcanzan determinada profundidad”, dice Langenhorst.

MOVIMIENTO DE PLACAS Y SISMOS

Mapa de las placas de la Tierra

La capa externa de la Tierra, la corteza, se divide en un conjunto de grandes placas en movimiento. Las líneas donde se encuentran se llaman límites de placas.

Las placas se mueven alejándose una de otra en los bordes divergentes. Esto sucede en las dorsales centroceánicas.

Las placas también se mueven una hacia otra en los límites convergentes. En este tipo de movimiento, una placa es presionada a quedar bajo la otra, en un proceso llamado subducción.

El movimiento generado por una capa subducida es el que genera, en muchos casos, terremotos y erupciones volcánicas.

_______________________________________________________________________________________

Las causas del estancamiento

Las rocas sumergidas de la placa oceánica se estancan a una profundidad de entre 440 y 650 kilómetros, en la zona de transición entre la parte superior y la inferior del manto terrestre. “La razón puede encontrarse en la lenta difusión y la transformación de los componentes minerales”, explica Langenhorst.

Debido a la presión y temperatura dadas en esta profundidad, el intercambio de elementos entre los principales minerales de la placa oceánica subducida -piroxeno y granate – se ralentiza hasta un punto extremo. “La difusión de un componente de piroxeno-granate es tan lento que las rocas sumergidas no se vuelven más densas y pesadas, por lo que se estancan”, dice el científico. 

Curiosamente, la congestión en el manto se produce exactamente donde el fondo del océano se sumerge en el interior de la Tierra particularmente rápido. “En el área de Tonga (Japón), por ejemplo, la velocidad de subducción es muy alta”, afirma Langenhorst.

De esta manera, las rocas que se hunden en la placa oceánica permanecen relativamente frías hasta alcanzar gran profundidad, lo que hace que el intercambio de elementos entre los componentes minerales sea excepcionalmente difícil.

“Se necesitan alrededor de 100 millones de años para que los cristales de piroxeno, de sólo un milímetro de tamaño, se difundan en el granate. Durante ese tiempo la placa sumergida se estanca”, completa Langenhorst.

Cuando la Tierra deja de moverse – BBC Mundo – Noticias.

1 comentario

Archivado bajo Contienentes, Cordilleras, Placas Litosféricas, Tectónica